Defensor público: cuando la Justicia se torna injusta

Periódico elDinero

Observaciones

Defensor público: cuando la Justicia se torna injusta

0 Compartir 8 de agosto, 2016

Un hombre secuestra a una mujer, la viola, tortura y luego la asesina. Le comprueban que es el culpable del caso y va a la Justicia. En caso de que no tenga abogado, el Estado le asigna un defensor público, pagado con los impuestos que aportamos todos nosotros.

La familia de la víctima, en cambio, debe conformarse con la acción del Ministerio Público y pagar con su propio dinero un abogado privado para dar seguimiento al caso.

Si una banda de delincuentes comete un atraco en un colmado, mata al propietario del negocio y a dos de los empleados, entonces la Policía los persigue, los apresa a todos, los somete a la Justicia y éstos dicen que no tienen dinero para un abogado, el Estado les asigna un defensor público pagado por los impuestos que aportamos todos nosotros.

La familia del propietario del colmado y de los empleados asesinados, en cambio, deben conformarse con la acción del Ministerio Público y si requieren de un abogado, deben buscarlo por su cuenta y costear sus honorarios con sus propios recursos.

El defensor público, es decir, el abogado que paga el Estado, es para la defensa del acusado, ya sea éste inocente o presuntamente culpable. Los familiares de las víctimas de esos delincuentes con derecho a defensor público pagado por el Estado no tienen ese derecho.

Esa es una parte de la Justicia que se torna injusta. ¿Qué piensa usted?

LAS MÁS LEIDAS