El crecimiento focalizado de los subagentes bancarios en RD

Periódico elDinero

Banca

El crecimiento focalizado de los subagentes bancarios en República Dominicana Santo Domingo y el Distrito Nacional concentran el 51.5% de las transacciones

Jairon Severino Por: Jairon Severino Santo Domingo 0 Compartir 3 de agosto, 2016
subagente bancario

Entre enero de 2015 y marzo de 2016, o sea, durante un lapso de 15 meses, los subagentes bancarios procesaron operaciones por RD$2,161.2 millones, posicionándose como una vía expedida para la tan pregonada inclusión financiera.

Sólo en el primer trimestre de este año fueron transados RD$785.5 millones, 36.3% del período analizado y RD$354.3 millones más que durante los primeros seis meses del año pasado, equivalentes a una diferencia de 82.2% sobre el total de la primera mitad de 2015.

Estos datos establecen que peso a peso (o paso a paso) los subagentes bancarios han ido ganando un espacio de preferencia en el sistema de intermediación financiera. Desde su autorización en marzo de 2013 su crecimiento ha sido continuo y la integración de más negocios, que se convierten en una extensión del banco, también se ha dinamizado.

cantidad subagentes bancariosEl Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo concentran el 51.5% de las operaciones con RD$404.5 millones durante el primer trimestre de 2016. Localidades como Santiago, La Vega, San Cristóbal, Barahona y Bahoruco son las que también lideran la tabla por la cantidad transada.

Tomando como referencia los primeros tres meses de 2016, según un informe de la Superintendencia de Bancos (SB), en la región Sur hay dos provincias que encabezan por el monto de transacciones.

Barahona, con RD$59.3 millones entre enero y marzo y un 7.55% del total transado; y Bahoruco, con RD$33.7 millones (4.29%), son las que más alta cantidad registran. La Asociación de Bancos (ABA), por medio de un estudio de finales de 2014, estimó que serán 1.3 millón los nuevos bancarizados al 2017.

El Banco Central, cuando hizo el anuncio formal de este nuevo mecanismo, aseguró que a partir de ahora se mejora el nivel de bancarización e inclusión financiera de los sectores más necesitados, puesto que contarán con la presencia de entidades financieras representadas a través de subagentes bancarios, “por medio de los cuales podrán satisfacer sus necesidades financieras, incentivándose así una mayor democratización en el uso de estos servicios y posibilitando el ingreso de la población más empobrecida a la economía formal”.

Sin embargo, las estadísticas también muestran que aún las provincias de menores ingresos no registran montos tan significativos, aunque los resultados podrían relacionarse, justamente, con la pobreza. Pedernales, por ejemplo, es el caso más emblemático con apenas RD$132,800 entre enero de 2015 y marzo de este año.

Samaná, que es una provincia con un potencial turístico de primer orden, también muestra bajos montos a través de los subagentes bancarios. De enero de 2015 a marzo de 2016 apenas acumuló RD$5.6 millones.

La Altagracia, otra provincia cimera en el sector turístico, también se ha quedado atrás en las cifras que muestran las transacciones vía los subagentes bancarios. En el período analizado acumuló RD$10.8 millones. María Trinidad Sánchez, de igual manera, muestra números bajos, pues transó un total de RD$5.9 millones.

Vigilancia

Aunque los subagentes bancarios constituyen un esfuerzo idóneo para impulsar la inclusión financiera, su regulación es estricta con el propósito de evitar transacciones sospechas que puedan, inclusive, estar relacionadas con el lavado de activos.

Según la norma, las operaciones que podrán realizar los subagentes bancarios no podrán exceder por cliente por día del límite que establezca la entidad de intermediación financiera, tomando en consideración la debida prevención del lavado de activos, dispuesto en la Ley 72-02 sobre Lavado de Activos y Provenientes del Tráfico Ilícito de Drogas y Sustancias Controladas.

El reglamento establece que las entidades de intermediación financiera podrán contratar para operar como subagentes bancarios a las personas físicas o jurídicas que realizan alguna actividad comercial, tales como: farmacias, hoteles, centros de servicios de compañías de telecomunicaciones, supermercados, mini mercados, colmados, ferreterías y otras personas físicas o jurídicas que la autoridad competente considere de lugar.

Entre las limitaciones, las entidades de intermediación financiera deberán incluir en los contratos con los subagentes bancarios, la prohibición de prestar servicios financieros por cuenta propia, cobrar algún tipo de comisión en beneficio propio, fuera de los acordados contractualmente con la entidad de intermediación financiera.

Además, no podrán abrir cuentas corrientes, depósitos a plazo, certificados financieros y préstamos; cancelar depósitos a plazo, certificados financieros u otros de igual naturaleza; cobrar a los clientes o usuarios tarifas no autorizadas y otras acciones.

Operaciones permitidas a los subagentes bancarios

  • Recibir pagos en efectivo, de préstamos y tarjetas de crédito, otorgados por la entidad contratante, así como pagos en efectivo y por medios electrónicos de facturas de servicios, tasas, impuestos o cualquier otro pago por cuenta de terceros que previamente haya sido contratado con la entidad de intermediación financiera por cuenta de quien opera el subagente bancario;
  • Envío o recepción de transferencias dentro del territorio nacional en la moneda acordada;
  • Recibir depósitos en efectivo en cuentas de ahorros o corrientes propias o de terceros;
  • Permitir retiros en efectivo de cuentas de ahorros, efectuados únicamente por el cliente titular de la cuenta;
  • Venta, recarga y retiro de fondos asociados a tarjetas pre pagadas;
  • Entrega a los beneficiarios finales de remesas/transferencias recibidas, en la moneda acordada;
  • Recepción y tramitación de todo tipo de solicitudes de productos y servicios, incluyendo préstamos y tarjetas de crédito;
  • Consultar movimientos de cuentas y balances de productos del titular;
  • Recepción de solicitudes de reclamaciones de los clientes.

LAS MÁS LEIDAS