Prima de riesgo de la deuda soberana cierra julio en 401 puntos

Periódico elDinero

Finanzas

Riesgo de la deuda soberana cierra julio en 401 puntos Los intereses de la deuda internacional se han mantenido estables este año

Windler Soto Por: Windler Soto Santo Domingo 0 Compartir 3 de agosto, 2016
deuda dominicana palacio nacional

La prima de riesgo, o diferencia del bono soberano dominicano y el estadounidense, cerró julio en 401 puntos básicos, indicando que los intereses pagados por República Dominicana se encuentran 4.01% por encima de los pagados por Estados Unidos, cuyos títulos son considerados de muy bajo riesgo.

La prima de riesgo de la deuda soberana experimentó una tendencia al alza durante los últimos días del mes, luego de haberse mantenido entre 368 y 390 puntos básicos durante buena parte de julio. De esta forma, el riesgo que los mercados internacionales consideran que asumen por la deuda criolla mantiene un ritmo estable.

Sus puntos más álgidos del año se produjeron en enero y febrero, cuando los bonos locales llegaron a pagar hasta 538 puntos básicos como diferencial de la deuda estadounidense.

En relación con el promedio de América Latina, el país paga 19 puntos básicos menos, ya que la región tiene un riesgo conjunto de 420 puntos.

Por debajo de República Dominicana se encuentran Chile (172), Perú (189), Panamá (193), Uruguay (256), Colombia (267), México (290) y Brasil (346). Los países medidos que pagan una prima de riesgo superior a la dominicana son El Salvador (486), Argentina (497), Ecuador (883) y Venezuela (2,515).

deuda publica dominicana porcentaje pib
Los bonos dominicanos han recorrido un camino favorable hacia la baja, luego de que alcanzaran hasta 1,700 puntos básicos (17%) durante los años de la crisis financiera internacional entre 2008 y 2009.

El actual director de Impuestos Internos, Magín Díaz, valoró estas considerables reducciones de la percepción de riesgo sobre República Dominicana, hasta el punto que el país se ahorra RD$15,000 millones anuales por concepto de pago de intereses de sus deudas, que desde hace varios años son la norma para poder cubrir los compromisos asumidos por el Gobierno en el Presupuesto General del Estado.

Este cálculo, publicado por el Banco Central, es elaborado por el banco estadounidense de inversión JP Morgan Chase. Su nombre es Emerging Markets Bonds Index (EMBI) y calcula los riesgos a la hora de comprar deuda de países en desarrollo o emergentes. Mientras menor certeza de que el país honrará sus obligaciones, más alto será el EMBI que reciba ese país.

El EMBI es la diferencia (SPREAD) entre las tasas de interés que pagan los bonos denominados en dólares, emitidos por países subdesarrollados, y los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, considerados “libres” de riesgo.

De esta forma, la tasa mínima que exigen los inversionistas en Estados Unidos es la que paga el bono del tesoro estadounidense más el EMBI o prima de riesgo. Las calificaciones crediticias de República Dominicana han mejorado de manera sustancial durante los últimos años, lo que ha permitido acceder a financiamiento a costos menores y a plazos más largos.

prima de riesgo deuda eeuu
En 2010, el Ministerio de Hacienda elaboró una estrategia para que el país llegue a alcanzar una calificación de riesgo de “grado de inversión”, meta que también está consagrada en la ley de Estrategia Nacional de Desarrollo.

Grado de inversión implica que ya no se consideraría la deuda dominicana como especulativa y, por lo tanto, pagaría menores intereses y tendría una prima de riesgo menor.

Moody’s, Standard and Poor’s y Fitch Ratings otorgan notas a partir de “Baa3”, “BBB-” y “BBB-“, respectivamente, para las deudas consideradas con grado de inversión.

Las autoridades han decidido mejorar la calificación del país con acciones divididas en varios ejes. El primero es la fortaleza económica. Aunque los organismos internacionales reconocen la fortaleza macroeconómica, entienden que la economía necesita diversificación y una mejor gestión a la hora de calcular las cifras.

También se requiere de fortaleza institucional, especialmente en el ámbito fiscal y el sector eléctrico. Además se requiere el aumento de los ingresos en relación con el producto interno bruto y buscar solución al subsidio eléctrico. Por último, las agencias calificadoras consideran que el país es vulnerable ante dificultades internacionales.

El Gobierno ha aplicado estrategias concretas para reducir el déficit e incidir de manera positiva en la imagen que los mercados financieros tienen del país, especialmente desde finales de 2014. Ese año se logró colocar bonos soberanos a 30 años por primera vez.

La calificación de riesgo de la deuda soberana

La calificación de riesgo para la deuda soberana dominicana no ha experimentado ningún descenso desde marzo de 2009, un indicio de que las instituciones internacionales de evaluación ven señales claras de estabilidad en el país.

Standard and Poor’s, Fitch Ratings y Moody’s confieren al país “BB- estable”, “B+ positiva” y B1 “estable”, respectivamente, consideras especulativas por su alto nivel de riesgo, por lo cual los intereses de los títulos pueden ser elevados.

La nota “BB-” de Standard and Poor’s implica un nivel considerable de vulnerabilidad, aunque menor que otras emisiones “B” o “C”. No obstante existen incertidumbres ante la exposición a condiciones adversas de índole económica o financiera que pudieran llevar al país a incumplir con sus obligaciones de pago de intereses y capital.

Las notas “B+” y “B1” de Fitch Ratings y Moody’s implican una capacidad mínima de pago, aunque dentro de las calificaciones medias.

Sugiere que “el riesgo es alto y quizás el país no pueda cancelar el pago de intereses y capital”.

LAS MÁS LEIDAS